Murió un adolescente por dengue y ya son cinco las víctimas fatales en todo el país

Aunque genera menos temor que el coronavirus, el dengue está expandiéndose en todo el país y sigue cobrándose vidas. Ayer se confirmó la muerte de un joven de 14 años en la localidad de El Dorado, en Misiones, a 200 kilómetros de Posadas. Y antes, la provincia de Santa Fe corroboró el deceso de un hombre de 82 años que residía en Rosario.

De acuerdo a las autoridades sanitarias, el adolescente misionero había ingresado al Hospital Samic con un cuadro de shock hipovolémico y horas después murió de un paro cardiorrespiratorio.

El equipo médico realizó un tratamiento de rescate con hidroelectrolíticos y se le prestó asistencia respiratoria mecánica por insuficiencia respiratoria grave. Pero el tratamiento no resultó eficaz para recuperarle la salud y, horas después, murió.

A la muerte del niño y del adulto mayor se le debe sumar tres casos más. El primero registrado fue el de un hombre de 74 años, de la provincia de Buenos Aires, sin antecedentes de viaje. El segundo fue el de una mujer de 70 años, también bonaerense, con antecedente de viaje a Paraguay.

El tercero fue el Sandra Walder, de 24 años, quien estaba embarazada de doce semanas. La chica residía con su familia en la localidad misionera de Andresito -una de las más afectadas por el virus-. Los médicos consignaron que la muerte se produjo por una falla hepática severa que derivó en una falla multiorgánica.

Según el último reporte epidemiológico del ministerio de Salud de la Nación se notificaron 1743 casos confirmados y probables para dengue.

Desde la OMS afirman que la única manera para controlar o prevenir la transmisión del virus del dengue consiste en luchar contra los mosquitos vectores:

  • Es fundamental mantener el ordenamiento del medio ambiente para evitar que los mosquitos encuentren lugares donde depositar sus huevos.
     
  • Eliminar correctamente los desechos sólidos y los posibles hábitats artificiales.
     
  • Limpiar y vaciar cada semana los recipientes en los que se almacena agua para el uso doméstico. Además, aplicar insecticidas adecuados a los depósitos en los que guarda agua a la intemperie.
     
  • Por otro lado, en las zonas más afectadas por los mosquitos transmisores se deben utilizar mosquiteros en las ventanas y usar ropa de manga larga.
     
  • Fumigaciones biológicas de zonas estancables y de los productos susceptibles de traer mosquitos (maderas y neumáticos, por ejemplo).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.