Los coches autonomos de Uber inician pruebas en las calles de Estados Unidos

La decisión de Uber de poner a prueba coches autónomos -que prescinden de la conducción humana- en las calles de Pittsburgh, en Estados Unidos, encendió las alarmas de expertos que consideran que la tecnología no está lista todavía para ese uso.

descarga-1

El experimento se iniciará esta semana, según el diario The Washington Post, pese a que esa localidad de Pennsylvania no cuenta todavía con leyes para controlar el uso de la tecnología para coches autónomos o establecer reglas en caso de que un accidente sucediera.

Investigadores señalan que los vehículos autónomos fueron arrojados de puentes -entre otros desafíos que se presentan al software- un tema que no es menor en una ciudad como Pittsburgh que tiene más puentes que cualquier otra ciudad importante de Estados Unidos.

«Ellos están haciendo esencialmente conejillos de indias de los pasajeros», dijo Joan Claybrook, un defensor de la protección del consumidor y el ex director de la Administración Nacional de Seguridad Vial. «Por supuesto que va a haber accidentes. Se pueden hacer exactamente las mismas pruebas sin tener el ciudadano medio en su coche», agregó.

Por su lado, los defensores de los vehículos autónomos dicen que la tecnología tal vez no existiría si fuera necesario esperar a que los gobiernos aprueben normas. Con cerca de 37.000 estadounidenses que mueren en accidentes automovilísticos cada año, en gran parte debido a errores humanos, los técnicos hicieron hincapié en la necesidad urgente de poner a prueba coches sin conductor en la vía pública.

«Hemos visto que esto está llegando, más rápido de lo que se podía imaginar», dijo Roger Cohen, del Departamento de Transporte de Pennsylvania. El ejecutivo señaló que Uber no tiene la obligación legal de pedir permiso antes de su lanzamiento. «La ley actual, por su silencio, permite lo que no prohíbe».

El proyecto de Uber en Pittsburgh no es únicamente un ensayo de máximo riesgo de una tecnología prometedora y naciente. Es también una muestra de la creencia inscrita en el ADN de Silicon Valley y, según la cual, la innovación está siempre por delante de las reglas, y en el que el mundo es un laboratorio en el que la vida se puede mejorar cuando los innovadores gozan de la libertad para experimentar.

En una charla hace dos años en un foro de The Washington Post, Chris Urmson, el ex ejecutivo de Google que una vez condujo el proyecto de coche de auto-conducción de la compañía, dijo que «una de las mejores cosas de la innovación estadounidense» es que si la ley «no te dice que no se puede, entonces se puede».

En los últimos años, los coches sin conductores empezaron a ser probados en las carreteras de al menos cuatro estados. Sin embargo, el término «vehículos autónomos» no se menciona en ninguna parte del código federal de vehículos de motor.

Fuente: Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.