Ánimos caldeados en el recinto del Concejo Deliberante por la autovía

Antes de abrirse la última sesión extraordinaria del período de receso, y como es habitual, se realizó una reunión entre los vecinos de Chacabuco autoconvocados por la construcción de la autovía Luján-Junín y los ediles de todos los bloques.

En el comienzo, el Dr. Claudio Geloso, presidente del deliberativo, informó sobre el proceso de construcción de la rotonda de la «curva del Sol». «El plazo de obra es de doce meses» comentó Geloso, cuya frase disparó varias intervenciones críticas. «Si van a tardar doce meses para hacer una rotonda: ¿Cuánto tiempo van a demorar para hacer la autovía?» se preguntaron los vecinos.

En el mismo sentido, el dirigente ruralista Ceferino Brandone manifestó: «Es una falta de respeto decir que van a tardar un año para hacer una rotonda».

De allí en más la reunión se desarrolló en un clima tenso. Algunos vecinos cuestionaron la eficacia de la gestión del intendente Mauricio Barrientos en el tema: «Aprendan a gestionar» se escuchó.

Por su parte, Juan Carlos Minchilli, uno de los voceros del grupo de vecinos, reclamó una respuesta que -aegún dijo- le había prometido el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez, el viernes pasado en ocasión de la llegada del ministro Florencio Randazzo a nuestra ciudad. Minchilli comentó que el diputado se comprometió a tener una reunión el lunes o martes de esta semana en el Ministerio de Economía y que luego informaría sobre esa gestión.

Luego de varias intervenciones, entre ellas las de algunos concejales, el Dr. Geloso propuso esperar hasta el próximo viernes, cuando arribará a Chacabuco Julián Domínguez y la reunión se dio por concluida. Durante su retirada, bajaban la escalera, los vecinos que participaron del encuentro fueron manifestando su malestar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.